Mundo | 01/12/2019 20.38

Venezuela El relevo de un embajador destapó denuncias de corrupción entre la oposición venezolana

La crisis política entre los opositores también alcanzó al designado presidente por la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

El líder opositor Juan Guaidó quedó vinculado a un presunto caso de corrupción e

El líder opositor Juan Guaidó quedó vinculado a un presunto caso de corrupción e

Archivo

El reciente despido de un embajador provocó hoy en Venezuela una serie de denuncias de corrupción en los principales partidos opositores al chavismo y descubrió una crisis política en las filas del gobierno interino designado por la Asamblea Nacional (AN), el parlamento en el que esos sectores tienen mayoría.

Como consecuencia, el presidente de la AN y mandatario encargado de la república, Juan Guaidó, anunció "la intervención y la reestructuración inmediata" de la Comisión de Contraloría del parlamento y la suspensión "de todas las responsabilidades" legislativas de un grupo de diputados mientras se investigan las denuncias.

El caso tomó estado público el miércoles pasado, cuando el presidente encargado divulgó la carta con que ordenó el cese de su embajador en Colombia, Humberto Calderón Berti.

El texto solo argumentó “modificaciones” en la política exterior del gobierno interino, pero fuentes próximas a Guaidó afirmaron que Calderón Berti “estaba en una conspiración paralela” con líderes chavistas para “sacar del juego” al mandatario encargado.

El despido fue criticado duramente por varios partidos y dirigentes antichavistas, sobre todo los más radicales, entre ellos el diputado Richard Blanco, la ex diputada María Corina Machado y el ex diplomático Diego Arria.

También por el líder del poderoso sindicato de trabajadores petroleros, Iván Freites, quien además renunció a su afiliación a Voluntad Popular (VP), el partido al que pertenece Guaidó y que dirige el ex alcalde Leopoldo López, informó la agencia de noticias Télam.

Calderón Berti ratificó el viernes que meses atrás denunció ante la fiscalía colombiana a dos colaboradores de Guaidó por el manejo aparentemente irregular de un fondo destinado a ayudar a unos 150 militares venezolanos que desertaron y se exiliaron en Colombia.

La crisis escaló hoy cuando el diario digital Armando Info reveló un supuesto caso de tráfico de influencias de legisladores antichavistas exiliados ante autoridades de Estados Unidos y Colombia, a favor de empresarios que exportan bienes al gobierno chavista, principalmente para el programa de distribución de alimentos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Guaidó anunció en rueda de prensa "la intervención y la reestructuración inmediata" de la Comisión de Contraloría "para hacer y abrir las investigaciones pertinentes". Asimismo, resolvió "suspender a los diputados involucrados en estas acusaciones de todas las responsabilidades en el parlamento nacional", lo cual, aclaró, no implica allanarles la inmunidad parlamentaria.

GT