Sociedad | 29/11/2019 09.20

Alerta La sangre que arrojan frigoríficos a la ría atrae a los tiburones

Se trata de la variedad gatopardo, una especie en extinción.

Un tiburón gatopardo.

Un tiburón gatopardo.

ss

La sangre y deshechos de animales que frigoríficos de la zona de Río Gallegos arrojan a la ría de la ciudad, que llevaron a una serie de allanamientos a esos establecimientos realizados por la policía federal, están detrás del  inédito incremento de tiburones que se ha producido en los últimos tiempos frente a la costanera de la capital santacruceña.

"Es un tema que lleva muchos años de esta desaprensión por parte de los frigoríficos y los entes de control”, afirmó el ingeniero en petróleo y ambientalista Eduardo D'elia, al explicar el fenómeno que ha sorprendido a los vecinos de Río Gallegos. “El vertido de sangre provoca problemas que la gente no se da cuenta pero son graves”, agregó. 

“La gente solo ve el aspecto desagradable, pero va más allá de eso porque la sangre en la ría provoca la atracción de tiburones gatopardo, una especie en extinción que está en nuestra Patagonia”, sostuvo el ambientalista.

Según D'elia, “estos tiburones pueden sentir estos derrames de sangre de 100 a 300 kilómetros de distancia y llevan a una depredación de los pocos peces y la fauna marina que tenemos en nuestro río”. Además, “los desechos de los frigoríficos tapan las bombas de la ría local y así llegan hasta la costa". 

“Hasta que las bombas se destapan y normalizan el servicio, emanan sangre por periodos prolongados que llevan a olores desagradables y el perjuicio de una especie en extinción como es el gatopardo”, explicó D´elia. 

Como la zona "está en el  límite de dos jurisdicciones, nadie se hace responsable al respecto”, sentenció el ambientalista, que espera que “se tomen decisiones y pueda hacerse algo al respecto”, informó el portal ADN Sur.  SF